En baloncesto la preparación física del equipo es vital para conseguir buenos resultados y llegar a las citas más importantes del año en un estado de forma óptimo.

Entramos en la segunda parte de la temporada y los equipos empiezan a planificarse para llegar fisicamente perfectos al tramo final.

La preparación física en el baloncesto debe ir encaminada hacia un rendimiento basado en cambios de ritmo continuos, por lo que se requerirá de un entrenamiento específico que ayude al deportista a no bajar su rendimiento durante los 40 minutos de partido. Físico y habilidad deben ir de la mano, por lo que aunar las dos capacidades será clave en el éxito de cualquier deportista.

Claves en el entrenamiento físico

Una óptima preparación física del jugador de basket reside en saber combinar las tres cualidades físicas determinantes en cualquier deportista: resistencia, velocidad y fuerza.

  • La resistencia: Uno de los métodos para trabajar esta cualidad física es mediante intervalos intensos cortos. Consiste en realizar esfuerzos intensos de 20 a 30 segundos con descansos de 2 a 3 minutos entre series. La duración total del entrenamiento no debe sobrepasar los 30/40 minutos.
  • La velocidad, un elemento clave en el baloncesto: la velocidad que el equipo puede darle al juego y usarla tanto individual como colectivamente para sobrepasar a nuestros rivales va a resultar decisivo en el partido. Además la velocidad de pies es una cualidad física muy a tener en cuenta de cara a aspectos defensivos para impedir el avance del contrario. El entrenamiento con escaleras mejora tanto la velocidad de pies como la coordinación del jugador. Se puede introducir una vez a la semana este tipo de ejercicios que, sin duda, aumentarán el rendimiento del equipo.
  • La fuerza es un aspecto que se suele trabajar fundamentalmente en periodos de pretemporada o inicio de la misma. En estos momentos de la temporada es aconsejable volver a subir la carga del entrenamiento de fuerza para encarar la recta final de la temporada a un nivel fisico muy alto, después de esta minipretemporada conforme nos acercamos a competiciones importantes no es aconsejable el entrenamiento de musculación, centrándose más en aspectos de tonificación y salud muscular. Es importante destacar el trabajo del tren inferior para la potencia de piernas y, por tanto, de salto. Otro método efectivo para aumentar el salto es la utilización de la comba incluso como parte del calentamiento.

¡Importante!

La preparación física no se debe de tomar como una parte aislada del deportista. Debemos diseñar ejercicios que puedan ayudar a mejorar también aspectos técnico-tácticos y que, de forma combinada, mejoremos nuestro rendimiento. A lo largo de estos días os iremos publicando una serie de ejercicios que podréis introducir en vuestros entrenamientos.
El éxito de un buen entrenamiento se resume en combinar ejercicios técnicos, tácticos y físicos

y tu… ¿Combinas estos 3 tipos en tus entrenamientos?